ELIMINA EL PANICO ESCÉNICO

¿Has sentido alguna vez en un set, en un casting o en el escenario que te quedas en blanco, te vuelves torpe, se agita tu respiración y te comienzas a autoboicotear? Si es así es porque has vivido episodios de pánico escénico.

El Pánico Escénico es una reacción de ansiedad que ocurre al exponerse frente al público y que nos impide actuar con fluidez y normalidad al expresar nuestro discurso, llegando incluso a bloquearnos por completo.

Los síntomas del miedo escénico pueden agruparse en físicos, psicológicos y conductuales: 

  • Síntomas Físicos: Voz temblorosa, sudor, aceleración del pulso, respiración agitada, dolor de estómago, enrojecimiento facial, recurrentes ganas de ir al baño, boca seca,  tensión muscular, dolor de cabeza, etc.
  • Síntomas Psicológicos: Desconcentración, miedo, autosabotaje, confusión, inseguridad, dispersión, olvidos, pensamientos recurrentes de hechos catastróficos, bloqueo mental, etc.
  • Síntomas Conductuales: Torpeza, voz sin volumen, ganas de huir, hablar excesivamente, tartamudeo, quedarse en blanco, desesperación, inmovilidad, etc.

 

DE DONDE VIENE ESTE MIEDO

Los expertos han concluido que las causas principales del pánico o miedo escénico están asociadas principalmente al miedo al rechazo, debido a malas experiencias anteriores o al miedo de no estar a la altura de lo que otros esperan de ti. Estas son algunas de las razones:

1-. Sientes miedo al sentirse evaluado por los demás.
2-. Tienes miedo a ser juzgado y rechazado.
3-. Sientes la necesidad de gustar, de aprobación de los otros.
4-. Has vivido un episodio traumático respecto a esta situación anteriormente y no lo has superado.
5-. Miedo al éxito.

En resumen el pánico escénico está ligado directamente al juicio de los demás y nos impacta en mayor medida dependiendo de cuánto nos importe la opinión del resto. Si dejas de entregarle ese poder a otros, podrás liberarte de ese miedo. Para ello debes reforzar tu autoestima, creer en ti y disfrutar lo que haces.

Además, otro factor importante es que nos han criado para “el éxito”, “fallar es malo” y los animales aprenden a caminar cayéndose, al igual que los seres humanos. Así que restale importancia al “error” y ríete de cuando te equivoques, disfruta, deja de sufrir y verás cómo se va reduciendo ese miedo a la valoración de los otros.
Si quieres conocer más claves de cómo eliminar el pánico escénico ve el vídeo.

AstridELIMINA EL PANICO ESCÉNICO